miércoles, 9 de marzo de 2011

OTRA BUFANDA SAROYAN, QUE DEFINITIVAMENTE SE CONVIRTIÓ EN CHAL

En una entrada anterior les comentaba que estaba tejiendo una bufanda con las hojitas de la saroyán, ya la terminé y definitivamente la dejé como chal. Le tejí las hojitas en las dos orillas, quedó hermoso el chalecito y me lo estrené ahora en la tarde, porque ya me estaba haciendo cosquillitas de regalarlo y para quitarme la tentación..... aquí se los comparto.
















Asi se ve por detrás, en la modelo doña silla















También tenía pendiente publicar esta bufanda que tejí para reponer la que se fue a Guadalajara, Jal.

Es en colores similares de la otra que tejí, pero para nada le queda al traje que había comprado para la otra. Jajaja, ni modo, regalos son regalos y ya no alcanzaba a tejerla. Yo con las bufandas saroyán estoy como con unas bolsitas de botanas que se anuncian aquí en México, "a que no puedes comer sólo una", yo "a que no puedes tejer solo una".